El juicio de amparo es un instrumento legal que funciona como un medio de defensa
para proteger a las personas contra un abuso de autoridad y de hechos que vulneren los derechos humanos reconocidos en la constitución o en tratados internacionales.

Figuras legales dentro de un juicio de amparo:

Quejoso: es el titular de un derecho subjetivo o interés legítimo, el cual es afectado por un acto y omisión de la autoridad responsable.

Autoridad responsable: es la figura de quien proviene el acto reclamado y contra quien se demanda la protección en el amparo.

Tercero interesado: es la figura con el interés jurídico de que continúe el acto reclamado del quejoso.

Ministerio público federal: es la institución que forma parte en todos los juicios de amparo, tiene como función garantizar por la procuración de justicia.

Tipos de juicio de amparo

Amparo indirecto: procede contra actos u omisiones de autoridad, así como de los particulares que realicen funciones similares a las de autoridad y normas que causen un perjuicio al quejoso. (SCJN, 2015).

Amparo directo: procede contra sentencias definitivas, laudos o resoluciones que pongan fin al juicio, o que sin resolver resulten trascendentales para el fallo final. (SCJN, 2015).